Colesterol alto en analítica. ¿Riesgo cardiovascular?

Bueno, te voy a tranquilizar, te contaré varias cosas interesantes con las que además te vas a dar cuenta de parte de la lucha que llevamos los nutricionistas con los médicos de atención primaria.

1.- La relación bien el colesterol no tiene ningún sentido, no está probada científicamente y no es real. ¡Come huevos, no te va a pasar nada!

2.- El colesterol es absolutamente necesario, por tanto nunca pienses que debes tener bajo el colesterol, porque estarías metabólicamente muerto. El colesterol es una molécula fundamental en el desarrollo cognitivo, estructuras neuronales, hormonas sexuales, etc, etc .

Lo que se muestra en las analíticas no es el «colesterol en si», sino las proteínas transportadoras de colesterol. Son una especie de barcas que lo hacen transportable en sangre, que es un medio acuoso. Es completamente normal, y además buena señal, que cuando haces una dieta baja en azúcares, y alta en grasas, como puede ser tu caso si tu dieta es baja en azúcares y alta en grasas para pérdida de peso o el objetivo que pretendas conseguir, empieces a tener más lipoproteínas transportadoras de colesterol. Muchas personas que empiezan su dieta baja en hidratos o cetogénica observan este efecto y se alarman.

3.- Los asteriscos en la analítica no pueden ser indicativo, ni de hecho lo son ni hay estudio serio que lo sostenga, de riesgo de enfermedad cardiovascular. Para conocer el riesgo de enfermedad cardiovascular (infartos, embolias, ictus, etc.) hay que calcular los índices de aterogenicidad que son:

– Cociente Colesterol total / HDL: debe ser menor a 5
– Cociente Teigliceridos / HDL: debe ser menor a 2

En caso de que así sea en base a los datos que se indican en tu analítica con tantos asteriscos, que tanto miedo te ha dado al recoger ni te preocupes. Lo que necesitas realmente para tener una vida sana es:

A) Que esos índices sigan así y que la molécula transportadora de colesterol LDL que llaman “colesterol malo” nunca se glique = se le pegue azúcar. Para eso fuera azúcares de la dieta (¿Sabías que Danacol tiene 4g de azúcar por cada 100ml?)

B) Que esa LDL nunca se oxide. Para eso hay que evitar que en su composición haya compuestos oxidables como los que vienen de grasas vegetales como el aceite de girasol o fitosteroles (como los de alimentos funcionales que dicen controlar los niveles de colesterol como las leches omega 3, el Danacol…  ves? Otra vez! Veneno!)

C) Que nunca se dañe esa pared arterial que protege a tu arteria. En caso de que ese LDL-colesterol se oxidara y glicara y además encontrara una pared arterial dañada, se colará en el interior de la pared arterial y armará el follón (empezará el proceso de formación de la placa de ateroma). La pared de las arterias la dañan las lectinas, unas proteínas propias de legumbres, cereales, azúcares.

Por todo ello, si tu analítica muestra niveles de colesterol «preocupantes» párate un rato, calcula el índice de aterogenicidad y pregúntate si llevas una dieta alta en azúcares, alta en grasas vegetales (propias de aceites vegetales y alimentos procesados), basas tu alimentación en la criminal pirámide de la alimentación, has caído en la trampa de los alimentos fincionales, etc.

Eduardo Agudo Aponte

Nutricionista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *